viernes, 29 de febrero de 2008

Actores especiales

Cuando tienes un físico diferente, muy diferente, es una buena opción dedicarse a la interpretación. Claro está, teniendo una mínima capacidad como actor, que mira la Pataki con lo mona que es y en mi despensa hay patatas con mayor registro que ella.

Ensayando para la obra de teatro pensé que yo no tenía una belleza especial como para triunfar. Una vocecita en mi interior me recordó que no todas las actrices son guapas, que hay personajes que requieren feas, gordas, bajitas, mediocres. Y yo feliz.

Cuando observo algún intérprete diferente me admiro de su esfuerzo. Por ello me ha agradado tanto que Tilda Swinton haya recibido el oscar a la mejor actriz secundaria. La hemos visto como arcángel San Gabriel en Constantine o como la Bruja Blanca en Narnia y es que su extraña belleza le da un aspecto de ser sobrenatural.


Otro actor, este realmente especial, es Javier Botet. Explota sus dos metros de altura y su extrema delgadez en películas de terror y como desequilibrados o personajes fantásticos (Nosferatu en la serie Los Hombres de Paco).


Pero esto no es nuevo. En la película La Parada de los Monstruos (Freaks de Tod Browning) aparecen todo tipo de personajes con deformaciones reales, que hoy serían llamados deficientes, y que se ganaban la vida en el mundo del espectáculo: el circo.


Esto me recuerda que...
Hace cuatro años, Un, Dos, Tres estaba de vuelta en nuestras pantallas, pero los enanos que allí trabajaban tuvieron que dejarlo, ya que varias asociaciones criticaron el programa por vejaciones a estos individuos como parte del show. Los enanos se quejaron de haber perdido la forma en que se ganaban el pan. Cómo odio que, sin más, venga alguien con la intención de ayudar y te acabe jodiendo.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Me gustó más el libro

Y es que a veces una imagen que no vale más que mil palabras.

Cuando un libro me gusta mucho imagino cómo sería la película, qué actores encarnarían a los protagonistas, qué partes serían irrelevantes... Pero hay libros que, por su narración o por el tema principal, no son susceptibles de ser adaptados.
Me pasó con El Perfume, obra genial de Patrick Süskind que describe la vida de un hombre sin olor propio, pero con un sentido del olfato superdesarrollado, cuya meta es crear un magnífico perfume. Y ya lo decía Arguiñano, los olores no traspasan la pantalla, por lo que esta novela pierde muchísimo en el cine. Y no sólo por los olores, las descripciones de las técnicas, las composiciones de los perfumes, la ambientación... Una terrible pérdida. Sólo espero que haya atraído hacia el libro a quien no lo hubiera leído.

jueves, 21 de febrero de 2008

Harry Potter y lo que vendrá

Hoy, las librerías han sabido sacar su porción del gran pastel que ha venido cocinando J.K.Rowling todos estos años. Ella, que cuando empezó no tenía donde caerse muerta, dejó claro desde el principio de esta increíble historia (la suya propia no la del mago) que serían siete libros. Ni más ni menos. Visto el montante de libras que lleva recaudado puede dejar de escribir hasta la lista de la compra, ya que con los derechos y merchandising no le faltará de nada a varias generaciones de Rowling. Al carro del dinerito fácil se apuntan todos y pronto salen versiones y secuelas y precuelas y un larguísimo etc. y todo lo que haga falta por exprimir al Harry de los huevos de oro.



Esta es la versión +18 de El Bananero.

Pa' lo que hemos queda'o


Desde aquí podemos hacer que el amigo Albert escriba lo que queramos. Tendrá su tiempo, pero lo ví y me hizo gracia.

miércoles, 20 de febrero de 2008

Amores platónicos con entradas

He observado que muchos hombres, para regocijo de su ego, son capaces de arriesgarlo todo por estar con una mujer, y más cuanto más joven.
He observado que muchas mujeres se contentan sólo con soñar despiertas y otras sólo se contentan con las piernas abiertas.

El flirteo es el pasatiempo preferido de la especie humana. Según el tipo de mujer que juegue, la cosa pasará o no a mayores. Aunque suele ser más divertido todo el cortejo que el resultado final real, que tiende a ser decepcionante en comparación con lo esperado.


Cuando era más joven me pasaba el día soñando. Deseaba a aquel hombre, quería formar parte de su vida y envidiaba a su mujer sólo por serlo. Jamás pasó por mi mente que el sentimiento fuera recíproco. Pasó el tiempo, yo ya usaba la talla 90 de sujetador, y una tarde mi amor platónico y padre de familia, me confesaba su amor y su deseo de llevarme a la cama. Lo estropeó todo. Mis sueños no eran más que sueños. Él vivía una vida feliz, con su familia feliz, su esposa e hijos felices, su buen trabajo, su bonito coche. Sin necesidad de buscar una amante para huir de todo aquello. Sin mí convertida en esa amante.


La simple insinuación deshizo la imagen que de él tenía y se llevó por delante todo lo que pude haber soñado, sentido o soñado que sentía. Su insistencia se me antojó repugnante y, ante su falta de cordura, decidí desaparecer.

Si simplemente no hubiera habido esposa e hijos felices…

Fotogramas de Juno.

sábado, 16 de febrero de 2008

Si lo llego a saber


El saber no ocupa lugar pero ocupa tiempo, y se está tan bien durmiendo...

Por haber acabado la carrera he tenido que pagar entera la entrada al museo y mis amigos estudiantes han tenido descuento con su carnet de la universidad. Menuda injusticia para los diplomados.

Rx de Homer.

martes, 12 de febrero de 2008

Medicina moderna



Qué poco me gusta usar máquinas digitales en el trabajo. Normalmente pierdo más tiempo del que gano ¡y son tan ruidosas! Me siento como una boba mirando correr las cifras, sin poder hablar con los pacientes que tienden a contestarme y vuelve a dar error. Y vuelta a empezar. Ellos saben que en la medicina que yo practico son básicas las sonrisas, las caricias y donar esos minutos a escuchar en vez de mirar pantallas brillantes. Puede que no sea muy científico, pero nos mantiene vivos.

domingo, 10 de febrero de 2008

Estaciones anacrónicas

Más que calor, el verano es luz.

Hoy he vuelto a trabajar hasta la noche y los ventanales me llenaban de luz y de alegría a primera hora de la tarde, cuando en invierno anochece y hoy no. Al ver el jardín tan verde he respirado el verano, me ha envuelto el verano en este recién llegado febrero. Los meses han desaparecido del calendario por unos segundos en los que sólo faltó el murmullo de los residentes en el patio y las risas y juegos de sus nietos e hijos.

No es nueva esta sensación de saltar entre estaciones cuando llega la tarde. Alguna vez he tenido la sensación de estar saliendo de la escuela si el sol comenzaba a ponerse, o la necesidad de buscar un abrigo en julio porque una brisa me trajo recuerdos del otoño y sus hojas crujientes.
De Alphonse Mucha.

sábado, 9 de febrero de 2008

Dr. Livingstone, supongo

Me gusta navegar y descubrir cosillas por la red. Adoro los blogs recopilatorios de artículos, imágenes, tiendas, etc. y siento cierta envidia sana de sus creadores, capaces de encontrar tanta variedad interesante de información.

Dando un paseito por youtube encontré a Los Campesinos, y estas dos pegadizas canciones con vídeos geniales. Uno continuación del otro.



viernes, 8 de febrero de 2008

Faltas de ortografía

Siempre fui más de Lengua que de Matemáticas y leer faltas de ortografía me duele como si me metieran un dedo en el ojo. Desgraciadamente, las leo a diario en el trabajo, porque parece ser que saber escribir ya no es requisito indispensable para cobrar mil quinientos al mes. Qué menos, pienso yo.

Aunque adoro mi ciudad adoptiva, los madrileños tienen una enorme tendencia al leísmo y laísmo, que sueltan sin más para morderme los oídos y herir mis ojos sin percatarse en absoluto. De hecho, es muy fácil encontrar discursos políticos, series y películas dobladas al español, periodistas e incluso escritores que usan y abusan del le y del la cuando no deben.

Desde mi humilde hogar sólo pedir que tengan cuidado con las palabras, que se merecen un respeto, igual que los lectores. Que usarlas mal puede llevar a equívocos, como el de mi amigo, que escribió www.elreyano.com en vez de www.elrellano.com en su barra de direcciones.

Estoy leyendo...

La Bodega, de Noah Gordon.
Un regalito navideño.

En el capítulo 9, hablando sobre putas con ETS:

No des un mordisco al bocado del placer hasta que estés seguro de que no lleva anzuelo.

De Klimt

Mi novia es sonámbula

Me despierta la voz de mi novia, hablando de no se qué historia con los ojos como platos. Y a esas dos de la mañana me da por preguntar:
-¿Echamos un polvo?
-Vale.

En un segundo me quedo en pelotas y me planto un condón. Me dispongo a hacer el salto del tigre con el riesgo de que la cama de IKEA se desmonte cuando me percato de que está roncando ¡La tía está roncando!

En fin, que recurrí al 5 contra 1 que nunca falla, recordando con melancolía cuando la sonámbula saltaba sobre mí.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Amor y anatomía (I)

Cariño, cuando me abrazas, noto que hay algo entre tú y yo que nos separa.

El nuevo, costumbres e intimidades

-Y ese gordo, ¿qué hace comiendo en el puesto de trabajo?
-Es el nuevo, un friki. Sabe más de informática que todos estos licenciados juntos.
-Pues dile a ese desgraciado que al trabajo no se viene a comer... ni a ver porno.
-No es de esos. Tiene una novia que está pa' darle de aquí a Septiembre.
-Pues con lo gordo que está y la mierda que le pago debe medirle medio metro.

Ñam

Adoro los espejos.
Y tomar tostadas de aceite y ajo.
Y tumbarme al calor del sol.
Y me mareo al ver la sangre.
Antes de morderme y convertirme, me podría haber preguntado.

TBO

martes, 5 de febrero de 2008

El hábito no hace al monje


Vida Guerra, actriz por su cara bonita.

El cartel de aquí.

El nombre del hijo

Dice la señora:

Mis padres nos ponían el nombre del Santo del día en que nacíamos. Yo nací el día de San Antonio y me llamaron Antonia. Mi hermana nació el día de Santa Isabel y la llamaron Isabel. Mi hermano nació el día de Santa Ana y le llamaron Francisco.

sábado, 2 de febrero de 2008

Que nos vamos de bodorrio

Sarko y Carla Bruni finalmente han pasado por los juzgados, que es donde empiezan y acaban los matrimonios. Así me gusta, carpe diem, que la fama suba como la espuma de champagne y te forres con la publicidad. Bang, bang!